Las termas romanas

Planta de las termas romanas
Termas romanas

Las termas, o baños públicos, eran un lugar de recreo muy importante para el ciudadano romano. Podríamos decir que cumplían tres funciones: higiénica, gimnástica y fomentadora de la vida social entre los ciudadanos. Las termas se componen de muchas dependencias: el vestuario (apoditerium), sala de baños calientes (caldarium), sala de baños templados (tepidarium), sala de baños fríos (frigidarium), sala de deporte (palestra), y numerosos establecimientos donde se podía comer, beber o charlar. En las grandes termas había, incluso, pórticos y jardines para pasear, biblioteca, salas de conferencias, y todo lo que fomentaba la vida de sociedad.

Volver atrás