Proceso de fabricación de la Plancha de Cartón

El cartón corrugado es un material ligero, cuya resistencia se relaciona con el trabajo conjunto que realizan las tres láminas de papel que la conforman.

Esta estructura está compuesta por una capa central de papel ondulado (onda), reforzado externamente por dos capas de papel, las cuales están pegadas entre sí por adhesivo.

El proceso comienza cuando el papel, que viene en bobinas de 1500 kilos aproximadamente, se monta en las distintas portabobinas existentes a lo largo de la máquina corrugadora. (*)

* "A" en el esquema

Una vez que las tres capas de papel se encuentran en sus respectivas ubicaciones, se procede a empalmar la onda (capa central del cartón) en el cabezal. Ahí ocurren dos procesos simultáneos. En el primer proceso, se forma la onda y paralelamente, ésta se impregna con una película delgada de adhesivo. Posteriormente, la onda se encuentra con la tapa interior o Liner interior y se forma la monotapa o, como se le denomina, Single Face. (*)

* "B" en el esquema

A esta altura del proceso, el catón está conformado por la onda y la tapa interior. Lo que corresponde ahora es pegar la última tapa o Liner exterior. En caso de que el proceso termine en esta etapa, el producto que se genera es, como se mencionó antes, la monotapa o como se denomina, el rollo de cartón corrugado para embalaje.(*)

* "C" en el esquema

Siguiendo con el proceso, la monotapa es acumulada en el puente de la corrugadora (foto 1), donde previamente viaja por una cinta trasportadora (foto 2) que la transporta a ese lugar.

foto 1
foto 2

Posteriormente la monotapa se encuentra con la última capa o Liner exterior.(*)

* "D" en el esquema

A esta altura del proceso, las tres capas se encuentran unidas entre sí, y pese a que el cartón está prácticamente terminado, se debe quitar la humedad que existe ya que el almidón que se encuentra entre sus capas aún debe secarse.

Lo que procede entonces es secar el almidón y para ello, el cartón ya formado se ingresa a la mesa de secado, la que en su superficie contiene planchas de acero a muy alta temperatura. Esto hace que el almidón se gelifique y las capas de papel queden definitivamente pegadas y sin posibilidad de poder separarse sin que este se rasgue.

Al finalizar este proceso, el cartón se encuentra en condiciones de poder ser utilizado para la fabricación de las cajas de cartón. Lo que procede ahora es simplemente cortar la plancha al largo que se requiera. Lo anterior se define con la plantilla de producción, en donde se establecen las dimensiones de la caja. Este proceso es realizado por la guillotina, la cual se programa para cortar según las necesidades.